EN DISEÑO DE CENTROS DE DATOS, ¿CÓMO SE PUEDEN MANTENER BAJAS TEMPERATURAS?

ENERGÍA SOSTENIDA VS. PICOS DE VOLTAJE

Para mantener bajas temperaturas, los diseñadores de los centros de datos deben planear sus sistemas de enfriamiento de acuerdo a la energía utilizada y al calor generado —determinados por el volumen de la actividad y procesos que el sistema realiza y sus variaciones a lo largo del día.

La energía sostenida es la cantidad de electricidad requerida para desempeñar las actividades mínimas indispensables. En los momentos en los que hay mayor actividad en la red, se requiere mayor cantidad de energía y el calor generado aumenta.

Cuando los picos de voltaje ocurren durante pocos minutos a lo largo de una hora, la carga de calor puede manejarse fácil y rápidamente. Sin embargo, mientras más veces se presente esta actividad, mayor energía se necesita, lo que aumenta la acumulación de calor.

Sumado a lo anterior, muchos centros de datos equilibran sus necesidades de energía y climatización separando varias funciones de la red para disminuir los tiempos de las sobrecargas. En lugar de programar múltiples actividades que se realicen simultáneamente, algunos servicios de mantenimiento se programan en momentos de menor uso de energía.

Mientras que el calor en exceso puede causar deterioro del equipo eléctrico, los sistemas de energía y climatización diseñados con base en las necesidades de las sobrecargas podrán dar un mejor rendimiento que el requerido –pero con un precio de adquisición mucho más alto. En su lugar, considerando que los períodos de picos de voltaje sobrepasen el uso de enegía sostenida, los centros de datos deben ser diseñados para un volumen o uso de energía promedio.

PLACA NOMINATIVA VS. USO ACTUAL DE ENERGÍA

Así como la planeación del equipo de suministro de energía y climatización basada únicamente en las sobrecargas nos conduce a un exceso en capacidad y costo, de la misma forma sucede cuando el diseño está basado en los requerimientos de la placa nominativa.

Todo equipo cuenta con una placa que enlista la cantidad de energía (watts) que consume al utilizarse al 100%. Sin embargo, esta cantidad corresponde al suministro de energía máximo que es posible emplear, no al consumo típico. De hecho, esta cantidad rara vez es alcanzada ya que los diseñadores del equipo indican mayor capacidad de energía de la que podría gastar el equipo como medida de seguridad. En realidad, si los equipos de redes trabajaran al porcentaje máximo establecido en su placa nominativa se sobrecargarían, provocando tiempos de respuesta lentos y, seguramente, con la necesidad de un reemplazo o reconfiguración antes de lo previsto.

Dado que los valores establecidos en la placa nominativa son mayores al uso real de la energía del equipo, agregar los valores de todo el equipo contenido en un gabinete para establecer las necesidades de energía y climatización del mismo nos da como resultado un número impreciso y sumamente alto. Como alternativa, algunos fabricantes de equipos ofrecen guías sobre las necesidades más frecuentes de suministro de energía y climatización, y la Sociedad Americana de Ingenieros en Calentamiento, Refrigeración y Aire Acondicionado (American Society of Heating, Refrigerating and Air- Conditioning Engineers, Inc., ASHRAE por sus siglas en inglés) también facilita una lista de los requerimientos para los funcionamientos más comunes.

PARA PROVEER LAS MEJORES SOLUCIONES DE CLIMATIZACIÓN CON EFICIENCIA Y RENTABILIDAD DE ENERGÍA ELÉCTRICA, LOS DISEÑADORES DE LOS CENTROS DE DATOS DEBEN ENTENDER LOS MÚLTIPLES FACTORES QUE IMPACTAN EL DISEÑO DE UN GABINETE.

La demanda de energía real puede determinarse con una unidad de protocolo de datos (Protocol Data Unit, PDU por sus siglas en inglés) que incluya un amperímetro, el cual establece instantáneamente el consumo de energía al ser multiplicado por el voltaje suministrado. El registro de estas mediciones en un período de tiempo determinado proporciona el valor del consumo de energía de todo el sistema, cifras invaluables para entender los requerimientos totales de energía de un centro de datos.

Al margen de lo anterior, es una práctica común dentro de la industria el devaluar la placa nominativa alrededor de un 40% para obtener una cifra aproximada de la energía requerida por el equipo.

LA PROTECCIÓN DE LOS COMPONENTES CRÍTICOS ES VITAL

La protección de los componentes eléctricos vitales y sus sistemas ha cobrado más relevancia que nunca con el objetivo de asegurar un desempeño de alto nivel consistente, traducido en redes de comunicación confiables que no fallarán. Sólo puede esperarse que las expectativas sobre las demandas de las redes de comunicación aumenten, por lo que tener un socio que le ayude a proteger sus sistemas eléctricos no sólo es un buen negocio; ¡es una necesidad!

Las soluciones de administración térmica de Hoffman, sumadas a los gabinetes eléctricos Hoffman, proveen la seguridad indispensable para proteger sus delicados equipos de comunicaciones, aún en los ambientes más extremos.

Si estás interesado en saber más acerca de nuestras soluciones de climatización, escríbenos o comunícate con nosotros, somos expertos en aplicaciones industriales.


Pentair Equipment Protection
Hoffman Enclosures México

Arquímedes 33-piso 1
Polanco, México D.F. C.P 11560
Office +52 (55).5280.1449  Ext. 239

contacto.pentair@pentair.com

www.pentairprotect-latam.com  /  www.pentairprotect.com /
www.landing.pentairprotect-latam.com/proline_form/

3 thoughts on “EN DISEÑO DE CENTROS DE DATOS, ¿CÓMO SE PUEDEN MANTENER BAJAS TEMPERATURAS?

  1. No me extrañaria que lleguen a 5ghz, la primera generacion con su segunda horneada de silicio pueden llegar facil a los 4ghz y superarlos, con suerte a 4.2 estables sin excederse con el voltaje, cosa que con los primeros, con muchisima suerte, llegaban a 3.8 con voltajes muy elevados, algo que espero ver con ansias con Ryzen+. Creo que estan bien encaminados, y le estan poniendo onda, tratando de limpiar la mancha que dejaron x 7 años con los FX Beneficio para todos, mucho mas para el consumidor xD online

  2. El voltaje imbuido en la solución a examinar, determina por los sensores el nivel de hidrógeno, y por ende de alcalinidad y PH de la muestra, siendo más preciso que las papeletas y mucho más durable. Dependiendo el nivel de tecnología, los medidores tendrán sus parámetros de voltaje establecidos por los controles de calidad de las normas oficiales vigentes; si el indicador es analógico, tendrá sus ventajas al evitar problemas con variaciones de energía eléctrica, si es digital se deberá tener más cuidado con su conexión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *