EN CENTROS DE DATOS, ¿EL AIRE DE UN VENTILADOR ES SUFICIENTE?

Cuando se trata de enfriar un centro de datos, una fórmula es clave:

Watts = .316 x PCM x ΔT

Para enfriar un equipo de sistemas se requiere la entrada de aire frío y flujo de aire (PCM). Estos dos factores actúan directamente en la disipación, o eliminación, del calor que produce el equipo. A pesar de que aumentar cualquiera de los dos factores incrementa la cantidad de calor que se logra disipar, hay ciertos límites.

Si el aire es muy frío se produce una expansión térmica provocando problemas de condensación.

Un flujo de aire demasiado alto genera limitaciones acústicas y físicas.

Un sistema de climatización que se basa únicamente en estos dos factores normalmente acarrea altos costos financieros y de operación. Encontrar el equilibrio ideal entre el aire frío y el flujo de aire permite alcanzar una disipación óptima, protegiendo al equipo del sobre calentamiento.

ΔT

En las fórmulas anteriores, ΔT, medido en grados Fahrenheit, se refiere a la diferencia entre el aire de entrada y el aire de salida, es decir la cantidad de calor que es expulsada por la corriente de aire de salida a partir de la carga de calor.

Una gran diferencia en la temperatura significa que una mayor carga de calor está siendo eliminada. Ante la dificultad de proveer constantemente aire frío a todo el equipo instalado —particularmente a equipos específicos instalados en entrepaños superiores— puede confiarse en que los centros de datos que mantienen un rango de entre 10˚ y 30˚ ΔT disiparán el calor que produzcan, manteniéndose dentro de sus límites térmicos.

  • El rango de entre 10˚ y 30˚ ΔT representa la capacidad de enfriamiento de un centro de datos bien diseñado.
  • El conocer dos de las tres cifras permite a los operadores encontrar el tercer valor de esta fórmula, saber la cantidad de watts o PCM nos puede

mostrar el valor de ΔT.

  • Por ejemplo: 9,000 watts dentro de un gabinete para centro de datos con una ΔT de 20˚ necesita 1425 PCM.

PCM

Otra forma de aumentar la cantidad de calor disipado o eliminado de un equipo de redes es incrementando el flujo de aire, expresado en pies cúbicos por minuto (PCM). Un incremento en la cantidad de PCM —es decir, la cantidad de flujo de aire que atraviesa un área determinada durante cierto tiempo— resulta en un incremento en la disminución de calor.

Los PCM puede alcanzarse también con el uso de ventiladores. Mientras más grande sea el ventilador, mayor PCM proporciona. Un aumento en los PCM (la velocidad a la que circula el ventilador) así como el tamaño y la cantidad de las aspas del ventilador producen un PCM más alto. Sin embargo, al incrementarse estos factores también aumentan otros que pueden ser dañinos para el equipo del centro de datos. Por ejemplo, una de las consecuencias de los altos niveles de PCM es el ruido acústico.

Adicionalmente, cuando existe un alto grado de PCM las fuerzas físicas también entran en juego, lo que puede ocasionar daños al equipo eléctrico. Sumando a lo anterior, mientras más alto sea el PCM mayores serán los costos de instalación inicial y más adelante también aumentarán los gastos regulares de operación.

NO IMPORTA QUÉ TAN ALTO SEA EL PCM, UN VENTILADOR NUNCA PUEDE ENFRIAR MAS ALLÁ DE LA TEMPERATURA AMBIENTE.

  • La mayoría de los centros de datos operan entre 10˚ y 30˚ ΔT. Considerando esta cifra y los PCM del ventilador se puede determinar la cantidad necesaria para lograr el enfriamiento (watts).
  • Mientras más grande sea el ventilador, mayor flujo de aire logrará circular a través del equipo. La cantidad de flujo de aire y la temperatura del aire determinan la disipación de calor que se puede alcanzar.

Nota: un incremento en el tamaño del ventilador aumentará el ruido acústico del mismo motor RPM.

LA PROTECCIÓN DE LOS COMPONENTES CRÍTICOS ES VITAL

La protección de los componentes eléctricos vitales y sus sistemas ha cobrado más relevancia que nunca con el objetivo de asegurar un desempeño de alto nivel consistente, traducido en redes de comunicación confiables que no fallarán.

Sólo puede esperarse que las expectativas sobre las demandas de las redes de comunicación aumenten, por lo que tener un socio que le ayude a proteger sus sistemas eléctricos no sólo es un buen negocio; ¡es una necesidad!

Las soluciones de administración térmica de Hoffman, sumadas a los gabinetes eléctricos Hoffman, proveen la seguridad indispensable para proteger sus delicados equipos de comunicaciones, aún en los ambientes más extremos.

Si estás interesado en saber más acerca de nuestras soluciones de climatización, escríbenos o comunícate con nosotros, somos expertos en aplicaciones industriales.


Pentair Equipment Protection
Hoffman Enclosures México

Arquímedes 33-piso 1
Polanco, México D.F. C.P 11560
Office +52 (55).5280.1449  Ext. 239

contacto.pentair@pentair.com

www.pentairprotect-latam.com  /  www.pentairprotect.com /
http://landing.pentairprotect-latam.com/datacom

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *