Servicios integrales

“Vamos a seguir bajando nuestros precios; por ahora, les vamos a bajar unos centavitos mexicanos y además les regalamos estos espejitos para venir con nosotros”, decía un personaje que caricaturizaba al gringo que habla mal el español y es un voraz negociante.

Era un spot publicitario de Teléfonos de México (Telmex), la compañía del segundo hombre más rico del mundo, Carlos Slim, que se transmitía por tv abierta en 1997 como parte de una campaña para desacreditar a sus competidores estadounidenses, uno de ellos AT&T, y cerrarles la puerta del mercado mexicano.

Leer Artículo Completo